El crecimiento de senos en hombres puede sonar como una broma, sin embargo, para aquellos que padecieron este problema en algún momento de su vida, no es cuestión de risa. No hablamos del agrandamiento de pecho que se obtiene cuando se tienen unos kilos de más, sino cuando se desarrolla tejido glandular en los senos, en lugar de grasa, esto es conocido como ginecomastia. Afortunadamente el procedimiento de la cirugía de mamas en León Gto. puede ayudarnos en este sentido.

Los culpables detrás de esto se relacionan en gran parte con las hormonas. El desarrollo de tejido mamario ocurre cuando se tienen niveles relativamente bajos de testosterona, o niveles de estrógeno relativamente altos. En pocas palabras, la testosterona suprime el crecimiento de las mamas, mientras que un exceso de estrógeno puede estimularlo.

No se trata de algo que deba ser objeto de risa, pues es un tema importante que tiene a muchos hombres viviendo en las sombras, y que afecta considerablemente su autoestima. Por fortuna es posible su eliminación mediante intervenciones como la cirugía de mamas en León Gto., que en Clínica Rêve ponemos a su alcance. Pero, ¿Qué factores estimulan su desarrollo? Enumeremos algunas de estas a continuación para que tengan una mayor comprensión sobre esta condición.

  1. Obesidad. La ginecomastia relacionada con la obesidad es común, y no se trata solo del aumento por grasa. Veamos por qué. El tejido graso produce una hormona llamada leptina, que desempeña un papel importante en la función reproductiva. Si no se tiene suficiente tejido graso, los niveles de leptina serán muy bajos, más, en el caso de la obesidad, los niveles de esta hormona son muy altos, lo que puede llevar a la resistencia a la leptina, y a la vez engañar al cerebro al pensar que se tiene hambre.

    En ambos casos, esto envía una señal al cerebro de que el cuerpo está en un momento inadecuado para perder energía en el sexo y concebir, lo que se traduce en una disminución de las hormonas LH y FSH, así como dificultades en la producción de esperma y testosterona. La testosterona causa un crecimiento disminuido de las células que causan el tejido glandular en los senos, y el estrógeno lo aumenta. Debido a que la obesidad reduce la testosterona, tendrá menos efecto de “supresión” en el tejido mamario, por lo que los estrógenos pueden controlar y provocar el desarrollo de los senos masculinos.

  2. Terapias de reemplazo de testosterona. Si bien el tratamiento con testosterona puede ayudar a mejorar la vida sexual, masa muscular, energía, estado de ánimo, entre otros aspectos de los varones, también puede causar un crecimiento temporal de los senos. Esto se debe a que todos los hombres tienen una enzima llamada aromatasa que convierte la testosterona en una forma de estrógeno. Si se comienza a tomar testosterona, los niveles de esta hormona aumentarán, pero además, los niveles de estrógeno también se elevarán porque se está convirtiendo algo de testosterona en estrógeno. Ese pequeño aumento en estrógeno resulta en un gran aumento porcentual, que puede derivar en un poco de sensibilidad y en el crecimiento de los senos.

    La buena noticia es que esto no suele notarse con frecuencia y, en la mayoría de los casos, retrocede en unas pocas semanas. En caso de que no desaparezca (lo que puede suceder en casos muy inusuales), se debe hablar con un profesional médico, solicitar servicios como la cirugía de mamas en León Gto., que firmas como Clínica Rêve ofrece, así como suspender el tratamiento durante uno o dos meses para permitir que el tejido mamario vuelva a la normalidad.

  3. Esteroides. Los tratamientos ilegales utilizados para aumentar o mejorar el rendimiento también pueden causar el crecimiento de las mamas. Nos referimos a los esteroides anabólicos, los cuales son versiones sintéticas de testosterona. Algunos de estos no se convierten en estrógeno, pero los que sí lo hacen pueden causar el crecimiento de las mamas de la misma forma que lo hacen los tratamientos legítimos con testosterona.

    Tomar un medicamento para bloquear la conversión de testosterona en estrógeno tampoco es una buena idea. El estrógeno es muy importante para la salud ósea, la función sexual y el mantenimiento de la masa grasa en los hombres, por lo que no es necesario bloquearlo por completo. También vale la pena señalar que los efectos secundarios con esteroides son más sombríos que los del tratamiento regular con testosterona.

    Esto es debido a que con las drogas que mejoran el rendimiento, no se sabe con certeza qué es y cuánto se debe usar, por lo que los hombres a menudo terminan tomando más de lo debido, lo cual puede llevar a efectos más pronunciados.

  4. Aceites de plantas y productos de aseo natural. Si bien los productos de aseo “totalmente naturales” pueden parecer inocuos, existen algunos ingredientes de aceites vegetales que tienen propiedades similares al estrógeno. El ejemplo más comúnmente citado es el del aceite de lavanda. La investigación ha demostrado que este puede causar ginecomastia, por lo que no recomienda su uso de forma prolongada.

    No necesariamente tiene que usarse en el pecho para que se observen los efectos de crecimiento de los senos, ya que al usar el aceite en todo el cuerpo, este logra entrar en el torrente sanguíneo y con ello llegar a los senos. Si bien el aceite de lavanda se ha relacionado con la ginecomastia, otros aceites también son causantes de esta condición que provoca pudor y baja autoestima entre los hombres. Por ello se recomienda que si se comienza a desarrollar algo de sensibilidad en los senos y se empezó a la vez con el uso de aceites naturales en los últimos tres o seis meses, se debe detener el uso de dichos productos.

Aún hay más factores de desarrollo de ginecomastia que vale la pena mencionar, los cuales serán objeto de otra publicación. Por el momento esta entrada ha concluido, no olviden contactar a Clínica Rêve si desean eliminar su problema de ginecomastia mediante la cirugía de mamas en León Gto que ofrecemos. Manténganse al tanto de nuestras publicaciones para que conozcan más detalle sobre nuestros servicios. ¡Gracias por visitarnos!